Ley Mordaza

El 1 de julio de 2015 entró en vigor en nuestro país la denominada como Ley Mordaza, es decir, la Ley Orgánica de protección de la seguridad ciudadana, sin duda, una de las regulaciones más cuestionadas que el gobierno del Partido Popular liderado por Mariano Rajoy ha puesto en marcha. De hecho, el texto definitivo de esta fue aprobado, única y exclusivamente, gracias a los 181 votos del PP ya que el resto de fuerzas políticas mostraron su más profundo rechazo. Pero, ¿qué dice exactamente la Ley Mordaza y cómo puede afectarte? Vamos a analizarlo.

Manifestación de gente con mordazas

Imagen y más información en Periódico 20 Minutos

La Ley Mordaza se caracteriza, sobre todo, por ser realmente restrictiva respecto a ciertas libertades como la de expresión e información. Por ello, algunos miembros de la Organización de Naciones Unidas han alertado sobre el carácter antidemocrático de esta y han pedido su retirada ya que consideran que el único propósito que tiene es el de limitar el número de manifestaciones que se estaban produciendo en contra del gobierno del Partido Popular a causa de los recortes en sanidad, educación y otros muchos sectores que llevaron a cabo durante la legislatura así como por otras leyes controvertidas como la del aborto, la cual nunca llegó a ser aprobada.

Otro de los elementos que caracteriza a la Ley Mordaza es el aumento de poder que se le da a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. De hecho, debido a ella, las faltas, es decir, las infracciones leves que debía instruir un juez, desaparecen para convertirse en infracciones administrativas. O, lo que es igual, multas que pone la policía. Además, si el multado desea recurrir, tiene que esperar a recibir la infracción. Por tanto, antes la persona que recibía la sanción podía debatir con el juez si la conducta en cuestión estaba amparada por la ley sin ningún temor. Ahora, si lo hace, puede acabar detenido por desobediencia.

El derecho de manifestación también es abordado duramente por la Ley Mordaza. De hecho, castiga duramente todas aquellas manifestaciones que no hayan sido comunicadas con anterioridad o que hayan sido prohibidas. En este sentido, un órgano afín al Gobierno de España es el que debe decidir si una manifestación es legal o no y si se puede celebrar, por lo que claramente se produce un conflicto que atenta contra el derecho del ciudadano. Además, las ‘reuniones en lugares de tránsito público’ son consideradas como infracciones leves que pueden conllevar multas de entre 100 y 600 euros.

Además, acudir a una manifestación y, en ella, tomar fotos para, posteriormente, publicarlas en Internet es algo de auténtico riesgo a partir de la aprobación de la Ley Mordaza. En este sentido cabe destacar que este texto prohíbe por completo el uso no autorizado de imágenes en las que aparezcan policías o cualquier miembro de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Por tanto, aunque estos cometan una irregularidad, grabarlos o fotografiarlos mientras la cometen es ilegal y conlleva una dura sanción. De igual forma, faltar al respeto a un policía ahora es objeto de infracción leve (entre 100 y 600 euros). Eso sí, el que decide si ha recibido un insulto es, como no, el propio policía.

En definitiva, el carácter controvertido de la Ley Mordaza es más que evidente nada más entrar a valorar el texto que la compone. De hecho, en estos momentos, pocas semanas después de las últimas elecciones generales, todos los partidos con representación parlamentaria salvo el PP han prometido que harán todo lo posible por